Mucho que hacer

  • por

   A pesar que me había propuesto escribir en el blog una vez al mes, no lo he logrado. Sí, fue falta de organización o más bien prioricé otras cosas.

Se supone que en este blog escribiría sobre mi visita a la feria h+h Cologne, pero esto lo dejaré para el siguiente. Ahora les quiero contar que fue lo que prioricé.

Estoy muy contenta, porque estoy con muchísimo que hacer. Al día siguiente de llevar los nuevos tejidos a la boutique de mi barrio, y de traerme lo que allá no se vendió (porque lamentablemente no todo se vende), me contactó la dueña. Resulta que una clienta de ella vió mi trabajo y estaba interesada en que le teja “algo”. La dueña de la boutique no tenía más infromación. Bueno, me contacté con la clienta. Ella se dedica a otra cosa, pero en sus ratos libres también teje. Como su profesión requiere el uso de las manos en cosas pequeñas, no le gusta tejer con hilados de menor calibre que un DK. Es decir ella teje con agujas del número 4 hacia arriba. (ojalá 5, 6, 7, etc.). Pero además cualquier lana diferente a la cachemira, le pica de inmediato. Me trajo un montón de lanas y chales para que yo vea. Es una señora que tenía bastante claro lo que quiere, lo que le gusta y lo que no. Así es que comenzamos a hablar de diferentes proyectos que le gustaría mandarme a hacer.

El primero que tejí, fue una polera para su hija. Este es de algodón, el diseño no lo tenía tan claro, pero le tejí un par de muestras e ideas de diseño hasta que llegamos a un bonito resultado. Primero escogió un diseño que vió en unas fotos que le mostré, pero a medida que lo fui tejiendo, como no era el mismo calibre de hilado, no me gustó como estaba quedando el punto. Así es que le mandé un video para darle la explicación y poder mostrarle el por qué no me gustaba. Obviamente no es según mi gusto, pero después de hablar con ella, sabía que el resultado a ella tampoco le iba a parecer bueno.

 

En la imagen se pueden ver tres diseños. El que está tejido en gris era el que mi clienta había escogido, pero al estar tejido con un algodón mucho más fino, (el verde de abajo) no quedaba tan claro el diseño. Y para que se viera bien, habría que haber hecho el modelo mucho más seguido. Cosa que mi clienta no quería.

Tejí 2 dieseños más de muestra y el que le propuse (porque me gustó más uno que el otro), fue el que escogió. En la parte de la imagen que está tejida en verde, se ven dos diseños de puntos, el de las mini ondas o trenzas fue el que escogió. También aceptó la idea propuesta para el escote. Lo entretenido de este proyecto, es que es un diseño completamente mío, siguiendo los deseos, gustos y espectativas de la clienta…lo que estudié yo, pero en vez de ser un objeto, es una vestimenta. La polera era para su hija, de la que yo no tenía sus medidas. Me dijo que su hija era como la mía, así es que mi hija me sirvió de modelo. A ella le fui probando y viendo la caida de las mangas, el escote, el largo del cuerpo, etc. Tuve que hacer y deshacer un par de veces, y rediseñar para lograr el efecto deseado. Mi clienta no lo podía creer, porque ella no desteje nunca. (No porque no se equivoque, sino por pereza).

Yo prefiero trabajar un poco más, pero quedar contenta con el resultado.

El otro proyecto es en una cachemira muy finita, para tejerlo con agujas de número 2 ó 2,5, El tejido de muestra lo tuve que realizar muy detallado, hasta con la cantidad de gramos utilizados, porque es un proyecto que ella había comenzado, y se dió cuenta que se avanza tan lento, que se le acabó la paciencia. Lo bonito de este proyecto, es que nunca he tejido con esta técnica, se llama intarsia. No es difícil, pero no la había utilizado aún.

Aquí tuve la ayuda de mi marido, al que le tuve que dar todos mis cálculos, la idea de diseño y la catidad de gramos de lana de cada color que tenía. Porque como no tengo ovillos de lana ilimitados, había que sacar las áreas con bastante exactitud. (Las matemáticas no son mi superpoder, y por eso le pedí ayuda a mi marido, es una cosa de optimización del tiempo)

lado derecho del tejido
lado revés del tejido

Me mandó a hacer otro chal, todo en punto jersey para que el hilado luzca. Es un seda 100% maravillosa, tiene una caida y un brillo ¡precioso! Está hilado aquí en Alemania. Para hecerle algo de contraste, le voy a tejer el borde con i-cord en cachemira. Lo bonito de este proyecto, es que nunca había tejido con 100% seda. Lo malo de este proyecto es que es 100% seda grosor lace, tan resbaladizo, que si se te suelta un punto, ¡corre hasta abajo! Y cuesta bastante que quede super parejo. La otra dificultad, es que se enreda muy fácil. De hecho ya al ovillarla tuve problemas. Tan fácil como se enreda, se desenreda, pero en ese proceso, se va poniendo “peluda”. Oh, yo creo que me dará mucho trabajo este proyecto.

¿Has tejido alguna vez seda sin haberla mezclado con otro tipo de hilado? ¿Así de resbaladiza? Feliz te leo en los comentarios y recibo tips…

Y por úlltimo, me entregó una serie de cuellos de distintos colores, pero muy bajos para que sean un cuello por sí solos, por lo que quiere que yo se los una a croché y se los transforme en un cuello de verdad. Algunos serán unidos de a dos y otros de a tres. Este es un trabajo corto, sin apuro alguno, algo como para hacer en un rato. Sin embargo, necesito buena luz y concentración. Aquí estoy con la duda: ¿cómo se cobra un trabajo así? Muchas veces me cuesta valorar mi trabajo, porque claro a no ser un trabajo que haga de una hora específica a otra, y puede ser que me demore más que otros en tejer…No lo sé, es complicado, siento yo esto de cobrar un trabajo manual.

Me encantaría leer tu opinión.

Si ya has llegado hasta aquí, ¡te lo agradezco de todo corazón! Me despido hasta la próxima, que tengas una buena semana.

Claudia.

Intarsia

La palabra Intarsia, es una palabra de origen inglés. Es una técnica de tejido utilizada para crear dibujos con múltiples colores

La técnica es trabajar diferentes ovillos de cada color, de manera que el revés y derecho de la prenda quedan iguales. Lo más importante es cruzar las lanas y para hacerlo les recuerdo que el color que estoy tejiendo va por debajo el nuevo color.

Conviene trabajar con lanas de igual grosor, así quedará mejor la terminación del “ensamble”.

Con esta técnica Intarsia se pueden lograr rayas verticales con otro color. Hay que llevar diferentes ovillos por cada raya.

¿Cómo tejer intarsia?

  • Montar los puntos con la lana base e incorporar los colores en el revés de la prenda. Si comienzan la prenda con lana auxiliar, como la primera hilera es revés con la lana de la prenda, pueden incorporar el color en el derecho de la prenda, y tejen en jersey derecho. Recuerder que si utilizan un punto fantasía, hay que incorporar tejiendo todo derecho si están en el derecho de la prenda, y todo revés si están en el revés de la prenda.
  • Al llegar al nuevo color cruzar la lana al inicio y al final.
  • Cruzar siempre igual, para lograr un buen revés.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.